Sin categoria

Piedras. X parte.

Onice (Onix): Depresión.
Variedad de ágata, notable por su finura y por las bandas de diversos colores que presenta, está indicada para el tratamiento de la epilepsia y la depresión. Estabiliza emocionalmente y mitiga el terror a lo desconocido y a lo oculto. Ayuda a tomar decisiones.
Lugares de hallazgo: Brasil, Marruecos.

Opalo:
Esta piedra semipreciosa, es una variedad de sílice hidratada con reflejos cambiantes irisados. Entre sus variedades se encuentran: el ópalo de fuego, con reflejos rojizos amarillentos; el ópalo girasol, de color azul claro ó amarillo de oro con irisaciones rojizas y el ópalo noble, casi transparente, de variados reflejos y bellísimos colores. Aumenta la intuición. Inspira auto-estima y contento. Refleja la introspección.
Lugares de hallazgo: Hungría, México y Australia.

Peridoto:
Mineral granujiento, silicato de magnesia y hierro, de color verde amarillento, es una piedra anti-toxinas. Un buen tónico para el cuerpo y la mente. Reduce el estrés y estimula la mente.

Piedra de la Luna:
Intensifica la intuición y la capacidad de recordar sueños. Proporciona un buen equilibrio emocional.
Lugares de hallazgo: India, Sri Lanka.

Pirita: Paz.
Sulfuro natural de hierro ó de cobre que da cristales con reflejos dorados. Fomenta el conocimiento de sí mismo y la sinceridad. Aporta bienestar y paz en el hogar. Se utiliza desde la Antigüedad para curar las gastritis y los problemas del aparato digestivo en general. Recomendable en caso de afecciones de gota. Eficaz en casos agudos de hemorroides.
Lugares de hallazgo: Perú, España, China, Estados Unidos.

Compartir este:

Entradas relacionadas

Deja un comentario

error: ¡¡Contenido protegido !!