0
Posted in Uncategorized
20 octubre, 2017

Piedras. IX parte.

Madera Petrificada:
Recreativa, centradora. Elimina preocupaciones. Ayuda en los problemas de espalda.
Lugares de hallazgo: Madagascar, Estados Unidos, México, Chile.

Magnesita:
Carbonato natural de magnesio, mineral de color blanco, gris, amarillo o pardo, de brillo vítreo, proporciona relajamiento.
Lugares de hallazgo: Manchuria, los Urales, Estiria, Grecia, Estados Unidos, Canadá, Austria.

Malaquita:
Carbonato natural de cobre, de un hermoso color verde, de brillo adamantino a vitreo, hace consciente los deseos y ansias.
Lugares de hallazgo: los Urales, Francia, Estiria, Grecia, Zaire, Arizona (U.S.A.), Australia, Chile, Marruecos.

Moldavita:
Excelente piedra para el cerebro y el sistema nervioso central.

Obsidiana:
Roca volcánica vítrea compacta, de color negro ó verde muy oscuro, formado por un silicato de aluminio con óxidos de hierro, magnesio, calcio y sodio. La Obsidiana Nevada tiene propiedades que favorecen la meditación, se la conoce como la piedra de la justicia, eficaz en el tratamiento de las depresiones, estados de ansiedad y nervios. Indicada también contra los dolores localizados de artritis y de reuma.
Lugares de hallazgo: Estados Unidos, Italia, Islandia, México.

Ojo de Tigre: Libertad.
Variedad de calcedonia de color gris paja, amarillo ó verdoso. Llamada Piedra de la Libertad, proporciona una gran fuerza interior. Recomendable para personas introvertidas y necesitadas de estímulo, favorece los cambios en rupturas traumáticas. Beneficioso para el sistema digestivo.
Lugares de hallazgo: Sudáfrica, Australia, India.

Compartir este:

Deja un comentario