Sin categoria

Piedras. I parte.

Agata: Suerte.
Roca silícea, variedad de calcedonia, translúcido, constituida por bandas paralelas o concéntricas de distintos colores. El Ágata atrae la buena suerte en asuntos relacionados con el amor y las pasiones. De gran poder vibratorio, equilibra y favorece la introspección, recomendable para meditar. Proporciona estabilidad, fuerza y valor.
Ágata azul: Alivia los dolores de cuello y hombros. Bueno para la garganta.
Ágata de Botswana: Aumenta la creatividad. Ayuda a solucionar problemas. Bueno para el sistema nervioso.
Lugares de hallazgo: Brasil, Botswana, Uruguay, India.

Aguamarina:
Piedra fina considerada como una variedad transparente del berilo, de color agua de mar ó verdemar, azul claro con matices verdes. Es la piedra de los marinos y viajeros. Aporta felicidad y bienestar. Fomenta la tranquilidad y la ligereza.
Lugares de hallazgo: Irlanda del Norte, Italia, en la antigua Unión Soviética, Namibia, Madagascar, Zimbabwe, Tanzania, Kenia, Sri Lanka, India, Estados Unidos, Australia, Pakistán, Afganistán, etc. Las minas más importantes del mundo se encuentran en Brasil (Minas Gerais).

Amatista: Energía
Variedad de cuarzo transparente, teñido por el óxido de manganeso, de color violeta, tiene gran poder curativo, es regeneradora de energía, proporciona alivio en los momentos de angustia. Ayuda en la meditación y proporciona equilibrio mental.
Lugares de hallazgo: Brasil, Madagascar, Uruguay, México.

Compartir este:

Entradas relacionadas

Deja un comentario

error: ¡¡Contenido protegido !!